REINVENTA TU COCINA

CON PEQUEÑOS CAMBIOS EN TU DIETA PUEDES CONSEGUIR GRANDES CAMBIOS PARA TU SALUD

¡Sí! lo has adivinado, Reinventa Tu Cocina es un blog de cocina, de la mejor cocina posible, para que puedas practicarla desde YA y beneficiarte de todas sus propiedades. He puesto toda mi energía e ilusión para que sea mucho más que un blog, porque también hablaremos de recursos, de experiencias, de lugares, considero que el mayor valor que puedo aportarte es compartir contigo todo aquello que he probado, conocido, vivido y que quizás te pueda servir.

Aprenderás a seleccionar los alimentos que mejor te convienen, cocinarlos adecuadamente y a planificar ricas comidas saludables.

Te propongo un cambio profundo a tus costumbres y cómo no, a tus creencias sobre ella. Demos nuevamente la bienvenida a todos aquellos alimentos y hábitos que aunque siempre estuvieron ahí, en algún momento quedaron olvidados, pero que ahora han vuelto y para quedarse.

PRINCIPIOS REINVENTA TU COCINA

1. ¿Qué tal si nos cuestionamos los hábitos? +

01 ¿Qué tal si nos cuestionamos los hábitos? -

Copiosos desayunos, comer cinco veces al día, beber en las comidas, el pan, lácteos y café básicos de cada día,… Sé flexible y abierto a las nuevas informaciones que nos llegan sobre alimentación. Y sobre todo, si algo no te funciona PRUEBA A CAMBIARLO!

2. Come despacio y mastica, si o si.+

02 Come despacio y mastica, si o si. -

20 min. masticando lentamente es lo que tardaría en activarse nuestro mecanismo de saciedad, si antes no nos detiene una desagradable sensación de inflamación intestinal. Durante la masticación ocurren dos procesos importantísimos para tener una buena digestión y absorción de los alimentos. Por un lado se liberan las hormonas necesarias para que el cerebro entienda que ya se han absorbido suficientes nutrientes y la sensación de saciedad nos alerte de que la ingesta debe terminar. Y por otro lado, durante la masticación se libera la ptialina, enzima encargada de iniciar el proceso de digestión de los hidratos de carbono. Cuando esto no ocurre, comemos mas de la cuenta, los alimentos pasan parcialmente digeridos a los intestinos y se producen fermentaciones, malas digestiones e incluso aumento de peso. Antes de que esto ocurra…pisa el freno y DISFRUTA DE TU COMIDA MASTICANDO!

3. Mima tu sistema digestivo. +

03 Mima tu sistema digestivo. -

Lejos de ser un saco dónde todo cabe, el sistema digestivo es la mayor fábrica de neurotransmisores del organismo. Son moduladores de nuestro sistema nervioso, reguladores del apetito, el sueño, contracción muscular, en definitiva responsables de nuestra salud.

A través de un tubo de 8 metros de longitud que atraviesa nuestro organismo recibimos lo nuevo, digerimos, absorbemos y eliminamos lo sobrante. Dale el reconocimiento que se merece, comiendo con atención antes de dejarnos arrastrar por el estrés, el placer, las emociones y la inercia de los hábitos.

4. ¿Qué comer? +

04 ¿Qué comer? -

AUMENTA TU CONSUMO DE VEGETALES, sobre todos los de hoja verde. Una buena parte tómalos crudos en ensaladas, batidos o licuados. Y ELÍGELOS DE TODOS LOS COLORES, blancos, anaranjados, rojos, morados,…

Las VERDURAS DE RAÍZ Y REDONDAS son estupendas en estofados, al horno, al vapor, te aportaran el dulzor de un buen postre.
Elige CEREALES INTEGRALES como el arroz, el mijo, la quínoa, el trigo sarraceno, para completar un buen plato de verduras.

NO TEMAS A LAS GRASAS SALUDABLES, cada día acompaña a tus platos de grasas saludables de calidad, cómo el aguacate, el aceite de oliva ecológico de primera presión en frío, algunas semillas o frutos secos. Las grasas se oxidan rápidamente con el calor, para cocinar elige el aceite de oliva y puntualmente el aceite de coco por ser los más estables. Si tuestas las semillas y frutos secos ten mucho cuidado de no excederte con el calor, un ligero aroma te advertirá que están listos para retirar.

Introduce GERMINADOS, PICKLES Y ALGAS a tus ensaladas de cada día.

TOMA FRUTA DE LA ESTACIÓN Y LOCAL, PERO SIN ABUSAR, las frutas aportan una gran cantidad de azúcares. La mejor forma de tomarlos es cómo un buen desayuno o cómo snack y mejor la pieza completa que en zumo.

REDUCE LA INGESTA DE PRODUCTOS ANIMALES, investiga su procedencia, cómo ha sido su alimentación y su crianza. Además de existir una cuestión ética para tener en cuenta estos parámetros, nos garantizamos tomar productos de calidad, libres de tóxicos y ricos en grasas saludables. Que representen una pequeña porción del plato acompañados de abundantes verduras verdes.

Utiliza las proteínas vegetales como el SEITÁN, TOFU, SOJA, de forma puntual, sin ser los sustitutivos habituales de tu proteína animal.

5. Combina bien los alimentos. +

05 Combina bien los alimentos. -

Diferente alimentos necesitan diferentes jugos digestivos para ser correctamente digeridos. Sobre todo si tienes malas y pesadas digestiones, es bueno que atiendas a estos pequeños trucos y tengas presente las principales reglas de incompatibilidad de alimentos:

Almidones con Ácidos Almidones con Proteínas Grasas con Proteínas Proteína con Proteína
Frutas, Postres y Líquidos en general, tomar solos y fuera de las comidas.

Alimentos ricos en almidones: Patata, boniato, zanahoria, remolacha, nabo, castaña, calabaza, trigo, arroz, cebada, centeno, maíz,…

Alimentos ricos en proteínas: Frutos secos, semillas, derivados lácteos, huevos, pescados, carnes.

Alimentos ricos en grasas: Mantequillas, natas, aceites, salsas ricas en grasas.

Alimentos ácidos: Tomates, tomate frito, naranjas, limones, vinagres, manzanas ácidas, piña, pomelos.

6. Reduce y elimina el consumo de lácteos y gluten. +

06 Reduce y elimina el consumo de lácteos y gluten. -

Aunque no seas sensible a estos dos alimentos, es recomendable reducir su consumo. No obstante, la CALIDAD y la CANTIDAD marcan la diferencia.

7. Elimina los azúcares refinados.+

07 Elimina los azúcares refinados. -

Probablemente el más dañino de todos lo alimentos modernos. Existen infinidad de endulzantes naturales, miel, melazas, frutas secas, frutas y verduras dulces,… En cualquier caso, los alimentos ricos en azúcares simples deben tomarse con moderación.

8. La sustitución no es la solución.+

08 La sustitución no es la solución. -

Sustituir los productos alimenticios de supermercado por productos alimenticios ecológicos, pueden servirte para hacer la transición, sin ser la solución. La idea no es que te conviertas en consumidor de patatas fritas ecológicas, galletas integrales, leches vegetales enriquecidas, hamburguesas de quínoa, y un sinfín de alimentos igualmente marquetizados para atraer tu atención. Indudablemente mejorarás la calidad de los productos, pero seguirá siendo una alimentación llena de refinados y procesados muy lejos de acercarte a una alimentación natural.

9. Principios RTC.+

9 Una alimentación vegetariana es rica en fibra. -

Esto es una buena noticia!… pero también es verdad que si no estas acostumbrado, puede provocarte flatulencias y digestiones pesadas, ya que tu flora no será la adecuada y tus intestinos pueden no estar lo suficientemente preparados para esta nueva alimentación. Por lo que la transición hazla de forma paulatina, elige los alimentos semi-integrales por un tiempo, observa cómo te sientan y hazte tu propia guía con los mejores alimentos para ti.

10. Hazte la vida cómoda.+

10 Hazte la vida cómoda. -

Cuando empezamos a hacer cosas nuevas, diferentes, todo nos lleva más tiempo, las compras, planificar los menús, cocinar, seleccionar recetas… Para ello no hay mejor solución que hacerte con un buen planning, la organización es fundamental. Busca los proveedores que te interesen y se ajusten a tu economía. Cooperativas de consumo, herbodietéticas y fruterías ecológicas del barrio, tiendas on-line de productos ecológicos, etc..

Mantén una cocina ordenada y limpia y guarda un espacio para todos tus productos nuevos dónde rápidamente los vas a encontrar y no caerán en el olvido.

Comprueba si quieres hacer alguna inversión en equipamiento para tu nueva cocina o planifica tus futuras compras.

Hazte el menú que se adapte a tus necesidades, elabora la lista de la compra semanal y ten a mano las recetas.

No incluyas más de dos recetas nuevas a la semana. Recuerda que la comida diaria debe ser sencilla, sin muchas mezclas y si te parece aburrida o sosa al principio no decaigas, hay una transición hasta que te adaptes a estos nuevos sabores. Si mezclas comidas artificialmente condimentadas con alimentos naturales es posible que esto ocurra, pero poco a poco descubrirás que los sabores naturales, ni son sosos ni son aburridos.

Y si ya tenemos solucionados estos temas, ya estamos listos para cocinar.

PLANIFICA, ORGANIZA Y A COCINAR!