¿CÓMO LLEGUÉ HASTA AQUÍ?

Desde que en el año 2009 realicé mi primer taller de cocina macrobiótica, mucho ha cambiado mi vida. Y no es que yo quisiera cambiarla, pero cuando te visualizas entre nuevos proyectos e ilusionada por descubrir como quieres que sea tu vida, es imposible no permitirte intentarlo. Gracias a este cambio he podido viajar, cocinar, aprender, pero sobre todo experimentar como una alimentación limpia y consciente nos ayuda a dirigir la mirada a nuestro interior.

Mis comienzos no fueron fáciles, me costó mucho acostumbrarme a cocinar nuevos alimentos, sus nuevos sabores, texturas y además no disponía de mucho tiempo para cometer errores en la cocina. Pero yo estaba muy comprometida con mi objetivo, ya no quería comer carne, ni lácteos que siempre me sentaban tan mal. Así que, dedique mi tiempo a conocer como llevar una alimentación vegetariana, sana y sobre todo rica!!!

Ni imaginé que esto me llevaría a tomar decisiones que han marcado mi vida. Descubrí una pasión, la cocina y que la mayor recompensa que puedo obtener por mi trabajo, son las palabras de satisfacción y agradecimiento de personas que de una manera u otra se han cruzado en mi camino, con quienes he compartido mi cocina y todo lo aprendido sobre ella.

Cambiar la alimentación trajo a mi vida, claridad, vitalidad, amor y sobre todo, mucha consciencia.

PERMITIR CONOCERNOS ES EL MEJOR REGALO QUE NOS PODEMOS OFRECER.

MI FORMACIÓN

Estoy muy comprometida con mi aprendizaje personal y profesional, siempre con el ánimo de avanzar y en el camino del autoconocimiento. Inevitablemente mi práctica ha ido cambiando con los años y lo seguirá haciendo a medida que crezca mi visión integral de la salud.

Como Graduada en ingeniería técnica trabajé durante mas de quince años en el campo de la construcción. Durante un tiempo lo compaginé con mis formaciones en cocina macrobiótica y energética, hasta que decidí que ésta sería mi profesión.

De la mano de Patricia Restrepo, Bill Tara y Francisco Varatojo principalmente, me formé como Cocinera Terapeuta y Asistente Profesional en Cocina Macrobiótica, en el IME, Valencia.

Seguí mi formación en la escuela de Montse Bradford dónde obtuve posteriormente el título de Profesora de Cocina Energética y Natural.

En Barcelona me gradué como Dietista en el Instituto Roger de Llúria, dirigido entonces por la Dra. Olga Cuevas, quien integró su vision naturista de la alimentación a una formación reglada y convencional, complementándola con herramientas como la Dietética Oriental, Nutrición Ortomolecular, Fitoterapia y la Cocina Natural. A la

vez, me especializaba en Cocina Terapéutica con Lucía Redondo y la chef Montse Vallory.

Para profundizar en la dieta cruda cursé el Master en Alimentación Vegetariana 70% Cruda de Ana Moreno y actualmente estoy realizando la formación en Salud Vital y Medicina Integrativa, en la Uned-Bergara. Formación dirigida e impartida por el Dr. Karmelo Bizcarra, además de otros grandes profesionales en diversos campos de la salud.

¿QUÉ HAGO Y POR QUÉ?

“ES FÁCIL COCINAR COMIDAS SENCILLAS, DELICIOSAS, QUE NOS NUTRAN Y SON MUCHOS LOS BENEFICIOS QUE PODEMOS OBTENER DE ELLOS.”

Actualmente compagino mis programas de asesoramiento dietético y culinario, con mi trabajo como Chef Vegetariana en el Centro de Retiros Villa Dorothea, en Alicante.

El mundo de la nutrición es cambiante y confuso, incluso dentro de la alimentación natural existen corrientes contradictorias que pueden hacernos dudar de qué camino tomar y a veces aunque tengamos el firme propósito de cambiar a una alimentación más saludable, la inseguridad y desconfianza generada nos hace desistir ante el intento.

Mi trabajo es mostrarte que puedes alimentarte de manera saludable sin necesidad de hacerte un experto en la materia. No se trata de seguir modas, ni de pertenecer a ningún club de la ultima tendencia gastronómica “healthy”. Todo pasa por integrar en tu vida nuevos hábitos saludables y para que esto ocurra es imprescindible que esos nuevos hábitos estén alineados con tus valores y tu estilo de vida. Quiero ofrecerte las herramientas que he aprendido en mi formación, animarte a que tu mirada vaya cada día un poco más hacia tu interior y sobretodo compartir las experiencias de alguien que ha pasado por lo mismo que tú.

MI VISIÓN DE LA NUTRICIÓN

Debemos encontrar nuestro propio estilo de vida, aquel que nos permita alcanzar el estado completo de bienestar
que tanto deseamos.

La nutrición engloba tomar alimentos para los que fisiológicamente estamos preparados, tomar alimentos que no resten energía, que lejos de provocarnos un ensuciamiento y colapso en el organismo, permitan y favorezcan las funciones naturales del cuerpo.

Te confieso mi frustración inicial cuando empecé a estudiar dietética, iba en busca de unas bases sólidas y una verdad absoluta, una manera correcta de hacer las cosas entre tanto caos de información, y me encontré con muchas teorías, algunas contradictorias y otras echaban por tierra conceptos asumidos. Poco tiempo después, cuando eres capaz de digerir tanta información y te desapegas de tus viejas creencias, comprendes que ni existe una única dieta para todos, ni que dure toda una vida. Hay que ser flexible y humilde para comprender en qué punto nos encontramos y saber adaptarnos a las nuevas circunstancias.

Las distintas teorías suman y no restan, los estudios más recientes nos ayudan a entender los mecanismos de nuestra fisiología, nos desvelan el secreto de los alimentos, mientras las antiguas filosofías nos devuelven el sentido común por lo natural, la compresión del ser humano (mentecuerpo-espíritu) cómo un todo, e integran la nutrición dentro de un marco para generar salud, mantenerla y recuperarla a lo largo de la vida.

Alimentarnos forma parte de nuestra vida cotidiana, es nuestra forma más íntima de cuidarnos y comunicarnos con nosotros, y hoy en día es primordial una reeducación de lo que entendemos por nutrirnos, de lo que son verdaderos alimentos y de cómo transformarlos.

He experimentado el gran impacto, que comer o no comer “ayunar” tiene sobre nuestra salud, sobre nuestra forma de entender la vida.

Los alimentos encierran mucho más que nutrientes, y esas energías sutiles que han recibido en su crecimiento y que les confieren unas cualidades y naturaleza únicas son trasladadas a nuestras células, transformándonos a todos los niveles, físico, emocional y mental. Entender esto nos hace más conscientes a la hora de decidir qué alimentos queremos que formen parte de nosotros.

Hacernos fieles seguidores de una dieta, u obsesivos con ella, por más saludable que ésta sea, desde mi experiencia no es lo más adecuado. Ser flexibles, adaptarnos al momento y al entorno, disfrutar en todas las áreas de nuestra vida que nos hace felices, son tan nutritivos cómo unos alimentos saludables.

¿Y QUÉ ES COMER BIEN?

UNA COCINA BASADA EN VEGETALES ES UNA COCINA LIGERA, ANTIOXIDANTE, DEPURATIVA, DIGESTIVA, ANTIINFLAMATORIA Y ALTAMENTE HIDRATANTE

Comer sano debería ser la forma más accesible y fácil de alimentarnos, con alimentos de verdad, que procedan de la tierra, en su forma más natural y que son todos aquellos que no necesitan estar plastificados, congelados, envasados ni enlatados y su único ingrediente es él mismo.

Comer alimentos que han sido cultivados y criados con el máximo respeto hacía el entorno y hacia su forma natural de vida, cuidando de su salud y evitando el sufrimiento.

Comer bien es saborear comidas sencillas y sin mezclas, antes de aventurarte a preparar elaboradas recetas.

La cocina que te propongo es una cocina rica en alimentos integrales enteros, cereales, legumbres, semillas, frutos secos, verduras, algas, frutas, germinados y fermentados. Incluye especias, hierbas aromáticas y condimentos de calidad.

Los mejores alimentos para consumir son los que nos provee nuestro entorno más cercano, alimentos estacionales, locales, a ser posible ecológicos y recogidos en su punto óptimo de maduración. Y no sólo por una cuestión ética, sino porque serán los más frescos, más nutritivos, llenos de vitalidad y los más equilibrados para nuestras células.

Esto no significa que debamos cerrarnos a ningún alimento saludable

Hoy en día los tenemos a nuestro alcance de todo tipo y hay muchos de reconocidos beneficios para nuestra salud, que aportan nuevos sabores y que pueden apetecernos en un momento dado, cómo son algunas frutas tropicales, alimentos asiáticos de calidad o los novedosos superfoods. Mediante un consumo responsable, podemos aprovechar todos sus beneficios.

Aquí encontrarás recetas vegetarianas sin azúcares refinados, sin lácteos, sin productos procesados, con bajo aporte de gluten, soja y maíz. Muy adaptables y flexibles a los distintos estilos de vida.

Es una cocina basada en alimentos crudos y alimentos cocinados de forma adecuada para mantener y potenciar su naturaleza y nutrientes.